compartir Facebook Twitter

Energía, se vienen tiempos muy difíciles.


Las sociedades de consumo con solo el 20 por ciento de la población mundial, consumen las tres cuartas partes de la energía que se produce en el mundo y son las responsables fundamentales de la atroz destrucción del medio ambiente. Pero el  gran problema es que casi nadie se da cuenta de lo que ocurre y  cada generación continua viviendo y derrochando  como la generación anterior e importando hacia  los países de menos recursos  estilos de vida materialistas y hábitos de consumo del ciudadano medio  Europeo o Norteamericano. En las megalópolis la mayoría se interesa por su familia, amigos, trabajo, etc y con un comportamiento egoísta  se la pasa distraída con  el fútbol, con programas de chimentos, comedias, recreándose con  Facebook, Instagram, Twitter ,el Play, el Wii, Xbox, enviando mensajes con  singulares fotos y "videítos"  por  whatsapp  e insólitamente haciendo solo pequeñas mejoras aquí y allá en la manera en  que se realizan las cosas, sin pensar ni darle importancia a estas noticias que dosificadamente salen a la luz.
No se puede continuar percibiendo  el mundo con el mismo cinismo y  escepticismo de los políticos. Nuestro cuerpo funciona por la energía. Esa energía se deriva de nuestra alimentación diaria. Privemos a nuestro cuerpo de alimentos y dejará de funcionar. Nuestras casas viven de energía, la casa que habitamos consume energía, en la misma forma que nuestros cuerpos consumen alimentos para mantenerse con vida. Todo nuestro  sistema industrial funciona con energía, ¿ Cómo se fabrican los artículos necesarios para nuestra vida diaria ? Con energía. ¿Cómo llegan a nuestras casas  esos diversos productos ? Con energía.
 Pero hoy queremos dejar en evidencia que solamente en India hay 300 millones de  habitantes ( casi toda la población E.E.U.U)  sin acceso a la energía eléctrica y en el mundo más de mil millones. ¿ Que sucederá en el mundo  cuando ellos con todo derecho comiencen  a consumir energía eléctrica ? ¿ Cuando el lector  y miles de  millones de personas vaya y regrese al trabajo a su casa diariamente con el éxito del transporte  eléctrico ? ¿ El 30 % de los hogares en India adoptará  también  como los habitantes del tercer mundo esas transferencias y ejemplos  de vida de lujos y despilfarro que arruinan el medio ambiente ? ¿ Centrales térmicas ?  ¿ Carbón ? ¿ Nucleares ? ¿ Gas Natural ? o ¿ Van a vivir  de acuerdo con las posibilidades de  sus limitadas fuentes de energía destinadas a perecer ?   ¿ Ellos también desearán vivir como el estilo de vida norteamericano, con innumerables  aparatos que ahorran tiempo y se supone hacen la vida más fácil y relajada, lavarropas, aspiradoras, lavavajillas, teléfonos móviles, ordenadores, refrigeradores, ventiladores, secadores de ropa, acondicionadores de aire, mantas eléctricas, etc , etc ...)
Debemos aceptar que el mundo esta muy, muy  mal y de hecho tiene muchos problemas, el planeta tierra ya no puede soportar el enorme incremento que seria necesario para que el resto de la humanidad alcance el nivel de vida y tasas de consumo energético del ciudadano medio  norteamericano o europeo. Pero la población  sigue creciendo, y el nivel de vida que desea es cada vez más elevado. En cualquier país del mundo, la gente  incapaz de calibrar todas las consecuencias de sus decisiones, sueña con participar de los últimos descubrimientos, de los últimos inventos a través de un mejor nivel de vida y olvida  entre tanta comodidad y diversión, la magnitud real de las demandas de energía necesarias para utilizar esos nuevos descubrimientos.
La peor perspectiva, realmente un fantasma,  con estas tasas y  niveles actuales  de crecimiento y consumo de la población mundial, en los próximos años solo habrá posibilidades de disponer de la energía necesaria para mantener un modesto nivel de vida. Ya no se puede seguir tácitamente con esta  aceptación y adoración  colectiva de la gente por el " crecimiento " y la  contaminación ambiental, del aire, el agua, la tierra y la atmósfera, no será fácil y  no hay muchas soluciones eficaces al respecto. El punto clave para el cuidado del planeta y la defensa del medio ambiente en nuestro país y en el mundo (y los políticos  lo saben) es el nivel de concientización personal de los ciudadanos, para sacar de la penumbra en que se halla el grave problema de la  consumición sin limites.


Sin dudas que nuestra crisis de energía es endémica e incurable y  se vienen tiempos difíciles.

Son fechas muy reflexivas y es un buen momento para reflexionar  sobre el papel de la energía en la vida de todos nosotros .
   
Incremento_energia_electrica_mundial             
                       Previsión del incremento de la demanda eléctrica mundial


Energía: Tiempos difíciles.
 
Lunes 12 de diciembre 2016 - Por Gerardo Honty

El 16 de noviembre la Agencia Internacional de la Energía (AIE) presentó su Prospectiva Energética Mundial 2016 con una proyección de lo que será el sistema energético desde ahora hasta 2040. Los informes de la AIE suelen ser atendidos por la mayoría de los gobiernos del mundo, pues se la considera una fuente confiable en la elaboración de los escenarios globales de energía. De manera que darle una mirada a sus conclusiones es siempre una oportunidad interesante.

Según sus estimaciones, el mundo se enfrenta a una disyuntiva compleja y perentoria. Los yacimientos petroleros “convencionales” (de donde ha provenido nuestro petróleo históricamente) han entrado en declive y su producción es cada vez menor. La tasa de descenso de estos pozos ha sido de 6% anual en los últimos años, y si no se realizan inversiones importantes en este sector la tasa futura será de 9%. De los más de 60 millones de barriles diarios (mbd) que producían hace una década se ha caído a 47 mbd en la actualidad, y se estima que para 2020 estarán produciendo 36 mbd. Pero la demanda para ese entonces superará los 83 mbd, por lo tanto hay una brecha importante para cubrir: se requiere más del doble del crudo que los pozos petroleros convencionales pueden aportar.

Para abastecer esa demanda esperada es necesario recurrir a los petróleos no convencionales -mayormente, petróleo de esquisto o de formaciones compactas (shale oil y tight oil)-, que deben ser extraídos con una costosa y ambientalmente cuestionada técnica conocida como fractura hidráulica o fracking. El problema -además de los riesgos e impactos ambientales- es que con precios por debajo de los 100 dólares por barril no es viable la explotación de este tipo de hidrocarburos.
De hecho, la mayoría de los flujos de caja de las compañías petroleras se han visto bastante comprometidos en lo que va de esta década, y su situación se ha vuelto más crítica bajo este ciclo de precios devaluados. Todas han estado cubriendo sus déficits tomando deuda o vendiendo activos. Empresas que históricamente han presentado enormes ganancias, como Exxon o Shell, están en serios problemas financieros, y hasta la estatal empresa saudí Aramco ha comenzado a vender activos para equilibrar sus balances. Ni que hablar de las compañías en el segmento del upstream, aquellas que se dedican exclusivamente a la exploración y producción de crudo.

Por esta razón, la mayoría de los yacimientos de esquisto que habían comenzado su exploración o explotación hace unos años -cuando el petróleo superó el valor de 140 dólares por barril- fueron cerrados o detenidos. En Estados Unidos, el mayor productor de petróleo de esquistos del mundo, apenas quedan unos 6.500 pozos en actividad de los 21.500 que supo haber en 2014. Ahora la AIE advierte que si estos proyectos no se retoman y se comienza rápidamente con su explotación, habrá una crisis de abastecimiento de crudo antes de 2020.

Ahora bien, evitar la esperada crisis de suministro sólo puede hacerse subsidiando la exploración y la explotación petrolera o subiendo los precios del petróleo. La primera opción parece bastante difícil en tanto los estados cada vez tienen menos fondos públicos para destinar a este tipo de subsidios. Adicionalmente, en los últimos tiempos no es fácilmente justificable en términos políticos el subsidio a los combustibles fósiles, en virtud de la lucha ante el cambio climático. La segunda opción, el aumento de los precios del petróleo -además de depender de factores de mercado de compleja manipulación-, suele tener consecuencias negativas para la economía global: cada vez que el precio del barril de crudo ha superado los 100 dólares las economías han entrado en recesión.
Sin embargo, el dilema mayor viene de la mano de una segunda proyección que hace la Agencia Internacional de Energía : el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero derivada de la quema de combustibles fósiles prevista hasta 2040 llevaría, ineludiblemente, al colapso climático en las próximas décadas. Para evitar el cambio climático la agencia recomienda que la inversión en combustibles fósiles se reduzca a un tercio, pues de continuarse con los niveles esperados de producción de hidrocarburos las emisiones de gases de efecto invernadero superarían largamente los límites aceptados.
Lamentablemente, las energías renovables tienen poco para ofrecer ante este escenario. Este tipo de fuentes son muy apropiadas para la generación de electricidad, pero esta es una porción muy pequeña de la matriz energética global. La enorme mayoría de los usos finales del petróleo (transporte, industria, maquinaria, agropecuaria, etcétera) no pueden ser sustituidos con fuentes renovables. Al menos, no dentro de los plazos y costos requeridos.

Los datos de la Agencia Internacional de Energía  parecen contradictorios, pero en verdad no lo son. La que es contradictoria es la marcha del mundo. La humanidad se enfrenta a un difícil dilema: si no aumenta la oferta petrolera se expone a una crisis de abastecimiento, pero si la aumenta se expone a una crisis climática. En cualquiera de los dos casos se expone a una crisis económica. Se avecinan tiempos difíciles.

Fuente : http://ladiaria.com.uy/articulo/2016/12/energia-tiempos-dificiles/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más noticias de este boletín...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Bluehost Review